norden-clinica-logotipo

CLÍNICA DENTAL

Otros Tratamientos

Endodoncia

La endodoncia es un procedimiento al que se recurre cuando nuestro especialista descubre una caries severa que puede afectar al nervio. En esta técnica, se elimina el tejido que se encuentra inflamado o incluso en proceso de necrosarse dentro de la pieza dental, motivo por el cual sentimos dolor.

 

El indicador que nos avisa de que existe un problema en el interior del diente es el dolor, manifestado por sensibilidad al frío o calor, dolor al masticar o dolor en general, tanto si es constante como intermitente. Cuando la pulpa dental, es decir, el tejido formado por aferencias nerviosas y vasculares que ocupa la corona y raíces del diente, se inflama como consecuencia de caries, del desgaste de los dientes o incluso de un traumatismo agudo, es necesario recurrir a este tratamiento.

Periodoncia e Higiene dental

Esta especialidad corrige problemas de los tejidos que soportan el diente (encías y hueso). Previene o controla la progresión de la enfermedad periodontal. Se realizan tratamientos tan simples como la remoción de cálculos dentales y placa bacteriana hasta complejos como los injertos óseos o de encías.

 

Cuando hacemos Diseño de Sonrisa corregimos la posición de las encias para mejorar la direccion y los contornos dentales. Estas cirugías pláticas de encias las hacemos con laser o electrobistury, no son dolorosas y cicatrizan rapidamente.

 

No solo nuestros dientes se enferman, los tejidos que soportan a éstos también se afectan si no tenemos un cuidado especial con ellos.

 

La Periodoncia se encarga de prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades que afectan las encías, los ligamentos periodontales y el hueso que soporte a los dientes. Es importante que estos tejidos estén saludables para que cumplan su funcionalidad y sean estéticamente agradables.

 

Las enfermedades periodontales son provocadas por infecciones bacterianas que destruyen fibras de las encías. La placa bacteriana es una película pegajosa que se forma por la mala higiene y la principal causante de estas enfermedades.

 

Consecuencias de la enfermedad periodontal

 

La mayor consecuencia es la pérdida total  o parcial de los dientes. Tras esta perdida vienen otras consecuencias como dificultad para masticar, mal aliento, inflamación de las encías, problemas estomacales y en algunas personas problemas cardiacos.

 

Cuando no hacemos una correcta limpieza, la placa bacteriana se acumula y se convierte en depósitos rugosos llamados Cálculos. Estas toxinas irritan las encías y van destruyendo lentamente los tejidos que dan soporte a nuestros dientes.

 

Tratamiento

 

Lo más importante es remover la placa bacteriana y los cálculos que se forman alrededor de los dientes, puliendo las raíces. De esta manera, eliminamos las bacterias que causan la inflamación.
Cuando hacemos esto, la encía se adhiere al diente nuevamente eliminando las bolsas. Generalmente en los problemas periodontales, es vital hacer un raspado, un alisado radicular y mantener una excelente higiene oral para que los resultados sean óptimos

 

Signos de Alarma

 

Encías que sangran al cepillarnos los dientes o usar la seda dental

 

Encías rojas, con inflamación o dolor

 

Mal aliento constante

 

Pus entre los dientes y las encías

 

Dientes sueltos o que se separan lentamente

 

Cambios en la mordida

 

Etapas de la enfermedad de las encías

 

Gingivitis: Es la primera etapa de la enfermedad periodontal. Comienza con una inflamación de las encías y es causada por la acumulación de la placa bacteriana alrededor de los dientes y encías. Cuando no hacemos una limpieza exhaustiva usando el cepillo y la seda dental, los residuos de alimentos producen una serie de toxinas que van irritando el tejido gingival. La gingivitis tiene tratamientos y puede revertirse siempre y cuando el hueso no haya sido afectado. Es importante tener una correcta higiene oral, una buena alimentación y evitar el cigarrillo.

 

Periodontitis: Se conoce comúnmente como Piorrea. Inicia con una gingivitis mal tratada y finalmente termina por retraer las encías y dejar sin soporte óseo al diente. El hueso y las fibras que sostienen los dientes sufren daños irreparables, formando bolsas debajo de las encías donde se acumulan la placa bacteriana y los alimentos. Una periodontitis tratada indebidamente termina por destruir los soporte de los diente, aflojándolos y finalmente terminan por caerse.

 

Periodontitis Avanzada: Esta es la fase final de la enfermedad. Acá observamos que los tejidos y el hueso que da soporte a los diente se destruyen, esto causa un desplazamiento de los dientes y provoca un aflojamiento de los mismos.

 

Tratamiento

 

Cuando la enfermedad periodontal está en sus etapas iniciales, el tratamiento consiste en realizar un raspado, un curetaje y un alisado radicular, removiendo la placa bacteriana y los cálculos que se forman alrededor de los dientes, puliendo y alisando las raíces. De esta manera, buscamos eliminar las bolsas y que la encía se adhiera de nuevo al diente.

 

Existen casos más avanzados donde se requiere de cirugía para hacer injertos de hueso y de encía.

 

Pérdida de Dientes

 

Cuando falta uno o mas dientes, los demás comienzan a desplazarse, moverse y cambiar su posición correcta, buscando ubicarse en el lugar del diente ausente. El movimiento del diente no termina hasta que se reponga la pieza dental ausente por una Prótesis o Implante Dental o el diente encuentre un tope natural.

 

Como consecuencias a la perdida de los dientes, no solo se afecta la estética del paciente, sino que nos encontramos con una serie de complicaciones que a largo plazo nos trae efectos mayores:

 

Alteración de la posición dentaria: Es un factor que aumenta el bruxismo (rechinamiento de los dientes) y con el paso de los días afecta la articulación temporo-mandibular.

 

Perdida de hueso: El hueso se reabsorbe con el paso del tiempo, y de esta manera se va disminuyendo el largo de la cara, lo que produce signos de envejecimiento (arrugas, caída de la nariz, surcos marcados)

 

Extrusión de los dientes: Esto significa que los dientes migran por la ausencia de sus antagonistas.

 

Enfermedades periodontales: Causando inflamación en las encías, provocando riesgo de caries y serios problemas en la mordida

 

Espacio entre dientes o diastemas: los dientes migran hacia los lados generando espacios.

 

SOLUCIÓN

 

Los Implantes Dentales son la manera más natural de sustituir un diente perdido. Estos se ubican en la posición que antes tenía la raíz del diente y encima de éste se coloca una corona en porcelana para asemejar el diente natural.

 

Las Prótesis Dentales también son útiles para sustituir los dientes faltantes. Estas cumplen una función estética importante, pero al mismo tiempo, ayudan a que nuestra boca tenga una buena funcionalidad facilitando la masticación, impidiendo que los dientes vecinos se muevan y evitando problemas en la articulación de la mandíbula.

 

Otra opción que tenemos es la Ortodoncia. Con los brackets buscamos cerrar los espacios generados por la pérdida del diente y recuperar la posición habitual del resto de dientes ya que adquieren otro lugar al tener el espacio del diente ausente.

 

Regeneración Osea

 

Cuando no contamos con el suficiente hueso para implantes dentales o cuando necesitamos corregir defectos óseos, recurrimos a la

 

Regeneración de Hueso que es una técnica regenerativa muy utilizada por la rehabilitación oral, alcanzando así una adecuada forma del hueso para que el tratamiento de implantes finalmente tenga resultados exitosos.

 

El objetivo final de la Regeneración Ósea es poder tener una base que soporte los implantes dentales y que le brinde estabilidad a los mismos, tratando de generar un tejido saludable similar al original.

 

Beneficios

 

Con este procedimiento aparte de regenerar el hueso y los tejidos, eliminamos las bacterias que causan la enfermedad periodontal, de esta manera reducimos las bolsas que se forman en las encías y reparamos los daños causados. Para evitar sufrir las incomodas enfermedades periodontales, es importante tener una excelente higiene oral y visitar regularmente al odontólogo para conservar los dientes naturales por el resto de la vida.

 

Existen las siguientes técnicas de regeneración de hueso:

 

Regeneración ósea para implantes dentales inmediatos

 

La Regeneración Ósea para implantes dentales inmediatos combina el periodo de cicatrización post extracción con la fase de osteointegración (conexión del hueso con el implante) y minimiza el tiempo de uso de las prótesis provisionales.

Las mayores dificultades de los implantes inmediatos es la falta de hueso para anclar el implante dental y la capacidad para cubrir el defecto de la extracción con hueso, así como cubrir completamente la herida con tejido blando (encía).

 

Dehiscencia y fenestración en implantes dentales

 

La dehiscencia (defecto en la hendidura del margen gingival) y fenestración (defecto de ventana del tejido fino gingival o del hueso alveolar sobre la superficie de la raíz. )  es una complicación frecuente cuando se coloca implantes dentales en rebordes alveolares estrechos, es decir, donde hay poco hueso.

 

Aumento de hueso

 

Los defectos de hueso pueden ser derivados de la extracción dental y la falta de hueso derivada de haber perdido dientes hace muchos años y de la evolución de la periodontitis o enfermedad periodontal.

 

Como resultado se presenta deformidades del hueso alveolar, que son inesteticas y están acompañadas muchas veces de un volumen insuficiente de hueso para colocar implantes dentales.

 

Sonrisa Gingival

 

Algunas personas sufren complejos por que sus encías son protagonistas al momento de sonreír y lo consideran algo antiestético, afectando en gran medida la expresión facial del paciente.

 

Como detectar una sonrisa gingival

 

Cuando tenemos una encía un gran tamaño y esta no se ha retraído, sobresale de los dientes. En estos casos, lo ideal es eliminar el exceso de encía que recubre el diente para dar un aspecto natural (esta cirugía se llama Gingivectomía).

 

Gingivectomía y Gingivoplastia: Con ellas contorneamos las encías, regalándole a estas su fisiología normal. Para realizar este procedimiento se utiliza anestesia local y su cicatrización no trae contraindicaciones ya que el área tratada se cubre con cemento periodontal.

 

Otra de las situaciones es cuando el paciente ha desgastado los dientes de manera desmesurada y de esta manera la proporción entre los dientes y las encias no es simetríca.

Tratamientos Dentales Restauradores

Coronas sin Metal

 

Es la reconstrucción total de un diente con porcelanas especiales que no requieren bases metalicas, y que ha sido destruido parcial o totalmente. Su principal objetivo es devolver la función y estética y su gran ventaja es el alto grado de naturalidad, siendo muy similar al diente. También se realiza en pacientes que tienen reacciones alérgicas al metal.

 

Las coronas permiten reconstruir piezas dentales que se encuentren muy deterioradas por la presencia de caries extensas, por fracturas, por malformación de los dientes, por calzas o restauraciones muy grandes, o por indicaciones estéticas cuando los dientes se encuentran decolorados.

 

Tipos de coronas dentales

 

El tipo de corona que se utilice durante el procedimiento dependerá de las necesidades y objetivos individuales, de la recomendación del odontólogo y del presupuesto de cada paciente.

 

Coronas de cerámica sin metal

 

Las coronas de cerámica sin metal pueden estar confeccionadas manualmente por el laboratorio, o hechas por medio de tecnología CAD –Cam.

 

Las ventajas de este tipo de coronas es que crean una apariencia extremadamente natural y se utilizan generalmente en los dientes anteriores. El material cerámico del color del diente es translúcido, como el esmalte de los dientes naturales, y se puede imitar el tamaño y la forma en detalle para complementar al resto de la sonrisa.

 

Las que son en zirconio son más resistentes y tienen baja translucidez esto permite enmascarar los defectos del color del diente y los núcleos, postes o pernos puestos sobre las raíces dentales o las conexiones (Abutments) de los implantes.

 

Nosotros recomendamos las coronas totalmente en porcelana para restaurar los dientes anteriores y para las personas que demandan una alta estética ya que estas coronas brindan una apariencia totalmente natural.

 

Coronas de oro – porcelana o metal base – porcelana

 

Las coronas metal porcelana, pueden ser una opción ideal para la restauración de dientes posteriores. O para puentes o prótesis fija con tramos muy largos Son extremadamente duraderas. Las coronas metálicas también pueden estar compuestas de diversos materiales, como aleaciones de oro, paladio y otros metales base. El metal es completamente mimetizado por la porcelana y este queda imperceptible.

 

Duración:

 

Las coronas pueden durar entre 10 y 15 años en buen estado, después de este tiempo es ideal cambiarlas por las micro-filtraciones que puedan ocurrir ya que los metales sufren un fenómeno que se llama “fatiga del metal”.

 

La medida más importante que puede tomar para garantizar la longevidad de su corona es practicar una buena higiene oral. Además, consultar al odontólogo periódicamente para que le realicen revisiones o controles y limpiezas profesionales. Para prevenir daños a su nueva corona evite masticar alimentos duros.

 

Para tener en cuenta:

 

El paciente debe tener en cuenta si quiere los dientes del color natural o si desea un blanqueamiento ya que si realizamos un blanqueamiento posterior, la corona no cambiara de color.

Incrustaciones

Es la reconstrucción de un molar cariado o fracturado mediante una restauración en resina, cerómero o porcelana. Se realiza previamente en laboratorio y luego es cementada en el diente. Es altamente estético, muy resistente y conserva la estructura dental.

 

Las indicaciones son generalmente por una solicitud estética del paciente, cuando no acepta una restauración de oro o amalgama, independientemente del tamaño de la cavidad, siempre que ofrezca características mecánicas de retención y una amplia superficie de esmalte para una buena adhesión.  Estos están indicados cuando la superficie cariada o fracturada es demasiado grande y es imposible hacer una restauración en resina convencional. También están indicados en problemas de alergias a los metales. Por lo tanto, la no presencia de restauraciones metálicas y mercurio representa una enorme ventaja y una mayor biocompatibilidad.

 

Procedimiento

 

La adaptación de la incrustación  generalmente se realiza en dos sesiones.

 

Durante la primera visita al odontólogo, Se remueve las restauraciones antiguas y las caries que tenga el diente, luego se prepara el diente haciendo un tallado expulsivo y se toma una impresión del diente y se le colocará una incrustación  con un material provisional. Se envía la impresión al laboratorio dental, que creará la incrustación para que se ajuste a las especificaciones de su diente.

 

En una segunda cita se retirará la incrustación provisional y la permanente se cementa cuidadosamente en su diente de forma permanente.

 

Contraindicaciones

 

Las incrustaciones son contraindicadas en pacientes con:

 

Dientes con mucha perdida dental coronal (más del 50%)

 

Cavidades muy profundas por debajo de las encías o a nivel del hueso alveolar.

 

Bruxismo (hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes)

 

Hábitos orales dañinos como morder objetos.

 

Beneficios

 

Alta resistencia a la fractura

 

Las incrustaciones son prácticamente invisiblesya que son hechas del color del diente

 

A diferencia de las calzas metálicas, las incrustaciones no sufrirán expansión ni contracción en respuesta a los cambios de temperatura causados por los alimentos calientes y fríos.

 

El uso de incrustaciones requiere mínima reducción dentaria. Esto permite al odontólogo preservar más la estructura dental natural del paciente en el proceso de tratamiento.

 

El material perdurable con el que se realizan las incrustaciones ayuda a que duren hasta 10 años, mucho más que las calzas o restauraciones en resina o amalgama convencionales.

 

Las incrustaciones pueden reemplazar a las resinas para crear una sonrisa más saludable y de apariencia más natural.

Carillas Cosmeticas Dentales

Es la reconstrucción de la cara frontal del diente mediante una delgada capa de resina o porcelana que pega al diente natural. Con estas podemos cambiar el color del diente, el tamaño, la forma, los contornos, podemos alargar y nivelar los dientes. Es similar a un lente de contacto que pega al diente.

 

Se realiza mediante 2 técnicas:

 

Técnicas Directas: con resinas de nano-partículas, se realiza en una sola cita y el cambio es inmediato. No requiere desgaste dental

 

Técnicas Indirectas: en porcelana: se realiza en dos citas. Hay que hacer un ligero desgaste dental para que la carilla se pueda adherir al diente sin cambiar los contornos.

 

Las carillas o veneers, lentes contacto o lumineers son las que hacen que las sonrisas se vean perfectas, con estas se hace el Diseño de Sonrisas.

 

Duración:

 

Su duración depende del tipo de material en el cual son hechas.

 

Las carillas en resina tienen una duración entre 5 y 8 años esta duración depende del material en el cual son realizadas, existen resinas de  larga duración muy resistentes de alto brillo y pulido. Hay otras ordinarias y la duración no es mayor a 2 años.

 

Las carillas en porcelana son de mayor duración y se pueden realizar manualmente en un laboratorio dental o  computarizada (sistema Cerec 3D). La duración de estas últimas es entre 10 y 15 años.

Blanqueamiento Dental

El blanqueamiento es el aclaramiento del color del diente que se obtiene mediante la activación de un gel aplicado en los dientes por un rayo de luz. Por lo general el cambio de color es de 7 a 10 tonos. Es un procedimiento 100% seguro, no produce dolor, no daña el esmalte dental y no produce cambio nocivo para el diente.

 

Edad mínima: 14 años. No en mujeres en embarazo o lactantes.

 

Before

 

After

 

En algunas ocasiones ciertas personas  pueden experimentar un poco de sensibilidad durante o seguido al procedimiento, pero ésta sensación desaparece en unas horas y puede ser resuelto tomando algún analgésico y con aplicaciones de geles desensibilizantes.

 

Blanqueamiento con cubetas o Blanqueamiento en casa

 

Este blanqueamiento se realiza por medio de unas cubetas o fundas que son hechas en el consultorio a la medida de cada paciente para ser utilizadas durante el día o la noche. El paciente dispensa una mínima cantidad de agente blanqueador (peróxido de carbamida) dentro de las cubetas. La duración de este procedimiento es de dos a cuatro semanas para lograr un blanqueamiento gradual. Antes de utilizar las cubetas se debe hacer una buena profilaxis o limpieza dental.

 

Uso:

 

Antes de usarlas se debe hacer una buena higiene dental con seda dental  cepillo con crema dental que no contenga agentes manchadores como clorexidina o reveladores de placa bacteriana.

 

Dispense una gota del agente blanqueador en el medio de la cara frontal de cada diente en la cubeta. Inserte la cubeta en los dientes y retire el material que quede sobrante. Es muy importante que al ponerse la cubeta el gel cubra la totalidad del diente sin tocar la encía

 

Después de 4 horas retire la cubeta y enjuague los dientes y la cubeta.

 

Es normal que cuando se usen estas cubetas haya una mayor producción de saliva que disminuirá con el paso de los días a medida que se va  acostumbrando a ellas.

 

Tenga en cuenta que:

 

No consuma alimentos o bebidas con las cubetas puestas

 

No fumar durante el periodo del blanqueamiento ya que los agentes carcinógenos del cigarrillo pueden penetrar al organismo debido a la reacción química que hace el agente blanqueador en la boca

 

Evite el consumo de bebidas que produzcan oscurecimiento como café, tinto, te, aromáticas, cítricos, vino tinto y cualquier otra bebida oscura

 

Evite el uso de bebidas muy frías o muy calientes ya que esto puede producir sensibilidad dental.

 

El blanqueamiento dental no actúa sobre dientes en porcelana, dientes en acrílico o dientes con restauraciones o calzas múltiples. Solo actúa en el esmalte dental.

 

No todos los dientes son blancos, el blanqueamiento lo que hace es que produce un aclaramiento del color natural del diente.

 

El uso indiscriminado del blanqueamiento puede debilitar el esmalte dentales por ello que no se debe exceder en el uso de este producto y se debe estar bajo supervisión constante por parte del odontólogo.

Prótesis y Dentaduras

Son puentes fijos en porcelana que reemplazan los espacios de los dientes perdidos. Estos son cementados a las raíces dentales o a implantes en titanio, y son utilizados cuando falta uno o varios dientes.

 

Tambien se puede hacer rehabilitación oral con otro tipo de prótesis como las prótesis removibles, prótesis híbridas, prótesis totales o prótesis mixtas sobre implantes o mini-implantes.

 

Prótesis Fija

 

Con este tipo de prótesis sustituimos dientes faltantes con el uso de coronas o puentes fijos:

 

Coronas: Es una especie de “chaqueta o funda” que protege dientes fracturados, dañados o con alguna deformidad. La fijación de la corona restaura la forma y apariencia de nuestros dientes.

 

Puentes fijos: Son puentes en porcelana cementados a los dientes remanentes de forma permanente y no se puede extraer como las prótesis removibles. Si el paciente tiene una buena higiene y cuidado pueden durar 15 años.

 

Prótesis Removibles

 

Son aparatos hechos en el laboratorio para remplazar los dientes perdidos. Este tratamiento es ideal para aquellas personas que han perdido uno o varios dientes. Estas se pueden retirar y volver a poner en la boca sin ningún problema. Mediante esta prótesis, que es elaborada con dientes artificiales, recuperamos la estética y otras funciones masticatorias y también permite hablar correctamente.
Los aparatos de prótesis removible se adaptan a los dientes naturales en buen estado mediante retenedores que son dispositivos flexibles, y en otras ocasiones se sujetan sobre el hueso cubierto de mucosa.

 

Realizamos varios tipos de prótesis removible y en diferentes materiales:

 

Prótesis removibles en acrílico de alto impacto

 

Prótesis removibles Deflex (son flexibles y de ultima tecnología)

 

Mixtas

 

Es una combinación de prótesis removible y otra prótesis fija en porcelana. Una parte va fija en la boca del paciente y otra se puede retirar con tranquilidad. Ellas van unidas entre si por un sistema llamado Atache (es un retenedor que consta de macho y hembra, produciendo así la retención de la parte removible sobre la parte fija de la prótesis mixta) la ventaja de estas prótesis removibles ancladas en las prótesis fija es que no requiere de ganchos que las sujeten a los dientes.

 

Sobredentaduras

 

Son prótesis removibles que se sostienen por medio de unos elementos de retención conectados a 2 o 4 implantes dentales. Pueden ser prótesis parciales o totales como las cajas de dientes.

 

Las sobredentaduras tienen diferentes mecanismos de anclaje que crean una fuerza especial: Las barras (viene en forma redonda, ovalada o en U) o las bolas (consta de macho y hembra: el macho va conectado a los implantes y la hembra se fija en la sobredentadura).

 

Prótesis Completas o totales

 

Cuando el paciente ha perdido todos sus dientes ya sea en el maxilar (parte superior) o en la parte mandibular (parte inferior) este tipo de prótesis soluciona este problema.

 

En la actualidad, se pueden realizar prótesis de aspecto natural, duraderas y con mejores acabados que mejoran en un gran porcentaje la estética de la boca.

 

Se pueden confeccionar en acrílico de alto impacto

 

Prótesis Inmediata

 

Estas son prótesis que se ponen inmediatamente después de una extracción dental. Cuando se extraen dientes en una sola sesión, hay un tratamiento donde se reponen inmediatamente estas piezas para mejorar la estética y la poder masticar y hablar sin problemas.

 

Estas prótesis son provisionales, mientras se realiza la prótesis definitiva. Durante estos meses la idea es remodelar el hueso donde se realizaron las extracciones para que finalmente la prótesis final no sufra aflojamientos.

 

Prótesis Hibridas

 

Son prótesis que convinan implantes y prótesis fija o removible.  Consisten en la colocación de entre cuatro y seis implantes a pacientes con ausencia total de piezas dentarias, para luego confeccionar una dentadura atornillada a los implantes, pero que sólo puede ser removida por el odontólogo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR